10 años atrás—

Estoy cumpliendo 10 años de haber conocido al amor de mi vida.

No siempre fue tan “color de rosa” como se escucha, tengo 10 años de conocerlo, no así, él a mí y hoy que recuerdo tiempo atrás… ¿cuánto tiempo perdí… perdió… perdimos?, ¡cuánto tiempo perdido!

No creo en las casualidades, tampoco creo en el destino, pero sé que si Dios no quiere que se mueva una sola partícula de aire, no sucede.

No es romanticismo, sé que fuimos creados para estar juntos, sé que fue creado para mí y yo para él.

A primera vista-

En la vocacional existe un grupo selecto de estudiantes que realiza su servicio social como asesores para los chicos de nuevo ingreso o niveles menores que tienen problemas en las materias. Este grupo de alumnos deben ser los mejores promedios de la escuela. Bruno era de los que tenían problemas en las materias, sin embargo fue invitado para ser asesor. El primer día que nos convocaron a todos los asesores… fue el día en que lo conocí.

Yo estaba dentro del salón y Bruno entró con ese aire “serio” que lo caracteriza, buscó un lugar dónde sentarse y fue hasta adelante donde encontró lugar disponible. Yo quedé prendada de él en ese mismo instante que recuerdo como si fuera ayer. Vi entrar a Bruno con pantalón de mezclilla y chamarra de piel color vino (¡me encantaba esa chamarra!).

Desde aquel momento ya no pude ser yo misma… no pude nunca hablar con él como si fuera cualquier otra persona y… no pude ser su amiga.